miércoles, 3 de abril de 2013

El diario de Caín

I

El paraiso

Mis padres son los allí creados, los que recorrían el jardín.Los que comieron del árbol que Dios les prohibió comer.Ahora bien,qué necesidad tenía él de poner algo que no se pueda comer; no hízo justicia aquel del que se dice es un ser justo y bondadoso.
La naturaleza humana es débil, los profetas se encargan de afirmarlo en todos los tiempos. No creo en eso, el hombre es un ser de la creación, con algunas particularidades, pero animal al fin. Se le atribuyen los adjetivos de racional, político, evolucionado; pero que en sí, no son más que atributos para colgar en el cuello, que tambien hacen a su esencia, pero que seguirán siendo objeto de estudio.



2 comentarios:

María dijo...

Caín mató a Abel, o al revés. Nunca consigo recordar quién fué victima y quién verdugo.
Pero me sucede con muchas otras cosas.
Espero con alegría desbordante vuestra sonrisa escriba.

mauricio rey dijo...

¡Mil gracias por llegarte al blog María!
No interesa ya quién es el verdugo.
Besos.