viernes, 5 de abril de 2013

El diario de Caín

II

La expulsión y el paraiso

A la primera pareja se le endilga el pecado original, argumento que sirve para recordarnos la naturaleza pecadora; que no es tal si se entiende por pecador a quien comete una falta. Según la jerarquia, la falta se comete por acción u omisión, siendo éste un acto conciente o no. Sobre éste punto, argumento que no es más que un modo de convencer a la feligresía de su condición de oveja y no para recordarle que aunque pecador el hombre puede conocer la verdad. No es vanidad, es ver en medio de la noche, ser hombre en definitiva.

Se me acusa de haber cometido el primer fraticidio de la historia. Haber asesinado a mi hermano Abel me dió ese mote. No miento al decir que sentí celos de él, lo hice por impulso, aunque el libro diga que el diablo se apoderó de mi espíritu. Por eso Dios me condenó a sacar con esfuerzo el fruto de la tierra.He vagado desde entonces buscando un lugar donde no me reconocieran, pero es imposible porque el Padre me ha dejado una marca en la frente y porque me dió un bien ansiado por generaciones: La inmortalidad.Aquello que los sacerdotes y fieles dicen es La Divina Providencia. El actuar silencioso de Yahvé.


Concluyo éstas líneas con tranquilidad, dejando que la noche en la gran ciudad me envuelva en el sueño. A unas cuadras pasa el tren, frena un omnibus. Escribo ésto y espero puedas entenderme.

5 comentarios:

María dijo...

Desde que en la escuela aprendí las letras hay palabras que me gustan; nunca he sabido porqué, si era su composición, o la sonoridad, quizá lo que significan ... falta es una de ellas.
Dice mucho de mi mundo.
Besos, abrazos, achuchones, todo por el precio de uno escriba.

María dijo...

Ah, sigo esperando la sonrisa hummmm ...

mauricio rey dijo...

Mil gracias por estar María, por comentar y compartir palabras de tu mundo.
Besos y una sonrisa enoooooooooorme para tí.

María dijo...

Agradecida que le quedo señor escriba, porque ... me dá que es un poco serio
Muacksssss.

mauricio rey dijo...

Un poco puede ser.
Pero sí...¡Gracias María! Besosssssssssssssssssssss.......mil gracias por estar.