domingo, 20 de enero de 2013

El compromiso




No hay otra manera de alcanzar la eternidad que ahondando en el instante, ni otra forma de llegar a la universalidad que a través de la propia circunstancia: el hoy y aquí. La tarea del escritor sería la de entrever los valores eternos que están implicados en el drama social y político de su tiempo y lugar.


* Este artículo se encuentra publicado en el libro "El escritor y sus fantasmas", de Ernesto Sábato.

2 comentarios:

María dijo...

Entono el mea culpa; mi desconocimiento de la literatura sudamericana es total, Bomarzo y La Casa de los Espítitus, Alfonsina, Eugenio Montejo, Benedetti y Girondo algo sé de su obra ... pero muy limitada
La gente que me rodea me dice que soy anglófila, todo lo que adoro proviene de esa cultura y repongo ... Borges tenía esa "deficiencia" y no le fué tan mal
Hay una persona que quiere enseñarme a Galeano, Cortazar, Sábato, Borges, Vargas Llosa (hasta hace unos años) ... pero creo que son demasiado concentrados, muy comprometidos políticamente y yo creo que soy más light
¡Vaya tostón!
Besos escriba.

mauricio rey dijo...

¡Cosas que pasan María!
Conócela a nuestra literatura entonces.
Besos.