martes, 29 de enero de 2013

Amor constante mas allá de la muerte

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevaré el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora, a su afán ansioso lisonjera.


Mas no de esotra parte en la ribera
dexará la memoria en donde ardía;
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a la ley severa,


Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,
venas, que humor a tanto fuego han dado,
medulas, que han gloriosamente ardido,


su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrán sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado



Biografía

Francisco de Quevedo y Villegas nació en 1580 y  ha sido un representante del barroco español, al tiempo que ha sabido retratar la decadencia politica y social de España a comienzos del siglo XVII. Esto lo llevó a estar en prisión, a ser un desterrado y perseguido.
Sus sonetos versan sobre la muerte y lo fugaz de la vida.
Fallece en el año 1645.


2 comentarios:

María dijo...

Un orgasmo visual ... ¡Mon Dieu!
Gracias, gracias, gracias (no sonrias) pero he decidido ser su destinataria
¡Pardiez, qué osadía!
Besos mi señor escriba, destas tierras de Castilla ...

mauricio rey dijo...

¡Ay Maria!
Os saludo gratamente dama mia.
Le envio saludos destas tierras santiagueñas.