domingo, 27 de noviembre de 2011

Nunca ví un páramo

Nunca ví un páramo
y el mar jamás contemplé.
Pero sé cómo es el brezo,
y cómo debe ser la ola.


Nunca hablé con Dios
y jamás visité el cielo.
Pero conozco tan bien el lugar
como si en el mapa lo viese.


Emily Dickinson

2 comentarios:

María dijo...

Si tu me dices que es posible subir al cielo ... digo que sí y que sé dónde está la escalera
¿Cómo es posible conocer el Paraíso sino es porque nos hablan de él?
Saludos escriba.

mauricio rey dijo...

Maria, mi muy estimada lectora,gracias...por estar!!! El paraiso está muy cerca, muy cerca.
Besos!!!