viernes, 4 de noviembre de 2011

Charme

Dentro del monólogo interior de los tejidos nerviosos, me estoy perdiendo en mí. Como turco en la niebla sabré esconder mi confusión de penumbra eterna.


Mirando los leños ardiendo en la costa de la playa, el fuego que se abre en pétalos de llamas, combate al frio y distrae mi soledad.


Seré el rey imperial de corona de papel, barco fantasma de cóctel, la ola que tropieza en una roca, de noche y de luna.


Sentado en la arena, anotaré palabras en un papel, para vos.



Hector Ramon Cuenya. El siguiente texto pertenece a su libro Dulces Paralelas. Editorial Milena Caserola. Buenos Aires. 2009.

2 comentarios:

María dijo...

Encanto ... me gusta como suena en castellano, es una deliciosa palabra para definir a un ser humano
Una delicadeza por tu parte compartir retazos de páginas que te gustan de libros que devoras (sonrio)
Un cordial saludo, escribano ...

mauricio rey dijo...

Gracias totales María!
Este mes será dedicado a los otros.
Saludos!!!