miércoles, 4 de agosto de 2010

Respuestas

El texto que aqui publicamos son las respuestas a unas preguntas, que se hicieron en una publicación anterior en éste blog. Las respuestas son de mi compañero de letras Estanislao Newbery(http://www.caosorganizado.blogspot.com/). Espero las disfruten, y que sigamos pensando.



¿Se puede cambiar el mundo, o al menos el lugar donde uno vive?La necesidad del cambio es natural en el serhumano, naturalmente evolucionamos, modificar el entorno a nuestro antojo, es lo que hicimos desde el principio del camino hasta ahora, y aquí estamos y así estamos. El cambio debe ser si o si del individuo, sin interferir ni manipular el entorno, y por consiguiente leáse tampoco hacerlo con el de otro individuo (sino sería todo como a uno le gusta y eso se llama tiranía). Una vez que todos los individuos podamos vivir en una comunidad de individuos, es posible cambiar el mundo, mientras las comunidades sean de individualistas, agradezcamos que las cosas están como están, ya que podrían estar peor.¿Es posible, y si lo es quiénes pueden generar o encabezar ese cambio? Cualquier individuo que genere un rebaño no será más que un pastor que al morir genere caos entre sus seguidores por ver quien lo sucede. Desde la prehistoria hasta la contemporaneidad, cuando un camino se queda sin luz, la gente se tropieza ante el primer obstáculo y desespera. La humanidad no necesita pastores, pues no somos un rebaño. Vos sos capaz de ese cambio, de vos depende. El sistema, el orden, no hace mas que moldearnos a su necesidad, creándola en nosotros, esa inutil necesidad de pasarla bien y tener, para despues estar nostálgicos de lo que nos pasó.Echarle la culpa al perro porque mordió a un desconocido en el jardín de la casa, cuando fuimos nosotros quienes le enseñaron a cuidar la casa mordiendo a desconocidos, es una necesidad del ego de no aceptar nuestra responsabilidad de aquellas cosas que no salieron como nosotros imaginamos, ya que nuestra imaginación debe ser perfecta y no acepta imperfecciones. El hombre tiene a Dios como ser perfecto y todopoderoso... acaso aceptamos un Dios imperfecto? Solo si somos ateos o revolucionarios. Al crearse la sociedad, se creo el margen.
Hay que aprender a discernir entre necesidad y necedad, ese es el tercer paso hacia la utopia.Peor aún, cuando se cuenta con cierta suma de dinero es insoportable la "angustia" por no saber en qué invertirla.El universo que es eterno e infinito tiene un orden, aunque desde nuestro finito punto de vista este orden nos resulta caótico pero matematicamente explicable. El dinero no es más que una necesidad de orden entre tantos individualistas, es incorrecto golpear al perro para que deje de ladrar a quien esté golpeando la puerta cuando nosotros le enseñamos a ladrar y cuide así nuestro hogar. El dinero no tiene la culpa de nuestros sentimientos, es lo mismo que dar responsabilidad a la montaña de nuestro mal estado físico mientras subimos jadeando.Entonces ya somos una pieza mas del motor, un número mas en las encuestas, un rostro en el afiche del partido gobernante; cuando no, desaparecido por el hambre, sin trabajo y arañando la puta suerte de seguir vivo.Siempre somos y seremos parte de una estadística, si no lo fuéramos, no conoceríamos siquiera el rostro de quien tenemos al lado, y esto nos llevaría a la extinción. Es necesario el motor, la importancia de cómo funciona depende de cada una de sus piezas, hacia donde va el motor es consecuencia del inconciente colectivo, hasta que dicho inconciente no mane del ser individuo en comunidad, nuestro destino será el que desee la comunidad individualista. Sería como el juego de la soga, de dos lados distintos se tira de la soga, el nudo está en el medio, cuando uno es más poderoso que el otro a la soga la cuelgan en el placard los que ganaron festejan y que los que pierden sufren la pérdida. Si todos se pusieran a tirar de la cuerda hacia el mismo lado, todos llegarían a lugares nuevos y festejarían la hazaña de descubrir y sufrirían la añoranza del hogar.Con mas fuerza pregunto:¿Se puede hacer algo? ¿Quién puede:Los que están mas preparados(los "revolucionarios ilustrados"), el que está a medias, o el pueblo mismo?.
Todos podemos hacer algo, porque el cambio para un mundo mejor, para que sea posible, empieza por uno mismo... mientras el individuo crea de manera individualista que esto es una utopía, entonces el cambio no es más que una utopía. Los cambios son contagiosos y contradictorios, porque son cambios, se prefiere el malo conocido al bueno por conocer, pues nuestra cultura así nos enseñó. Romper con el viejo arquetipo y reconstruir una nueva estructura sin desdeñar antiguos ladrillos es un paso importante para discernir entre necedad y necesidad.Seguramente, y en silencio existen quienes creen y concretan ese mundo mejor,rompiéndole el brazo a la matriz, creando mercados donde los productos sean sólo eso:"Cosas", y valga lo hecho por la persona, que se la respete; o bien podriamos pensar en que está viciado puede emplearse de un modo correcto.Pero son sólo presupuestos.Es un hecho que esa gente existe, así como es un hecho que ha gente que ni siquiera sabe que ese mundo existe. Hay gente que no tiene idea lo que es la electricidad. Hay gente que sabe cuando es mejor largar un cohete para que llegue al límite de nuestra galaxia en el momento indicado. Hay gente para todo. Gracias a Dios, o a nosotros mismos... cualquiera que sea tu creencia. El problema de los productos es que generan mercados y esos mercados necesitan vender esas cosas y esas cosas se cobran más caro cuando lo hace una persona. El problema no es aquel, si no nosotros, que tanto sobrevaluamos las cosas que somos capaces de matar por aquella necedad que creemos necesidad. Andando se han visto voluntades empeñadas en cambiar radicalmente el mundo, y se ha visto de lo otro, de los que subidos al caballo de la igualdad han cometido atrocidades, buscando el propio beneficio, tomaron la política como un modo de obtener ganancias y no como un servicio .Acaso unos y otros no buscan el propio beneficio? Pensar en esto... cuando a quien gusta el negro quiere imponer a quien gusta el blanco, negro... es un canalla, siempre y cuando a nosotros nos guste el blanco, entonces como nos gusta el blanco somos héroes por imponerlo a quién le gusta el negro. Acaso la voluntad empeñada no es necedad, siempre estando más allá de nuestras propias opiniones, claro. Imaginate en un mundo donde está el blanco y el negro conviviendo en equilibrio, pero a vos te gusta el azul... Que pasaría entonces con vos? Necesidad? Necedad? Qué pasaría?
Abierto al intercambio, me encantó esta frase: "...en lo cotidiando los fantasmas se sueltan, a veces las noches son mas claras que un dia soleado..."

2 comentarios:

zarina dijo...

Es muy inteligente la formulación de las preguntas y considero brillante las respuestas explicitadas.
Te espero en mi blogs.
Amalia

Mauricio Rey dijo...

Gracias!!
Ahi estaremos!!!