miércoles, 19 de junio de 2013

Visión



Un rostro angelical, la piel blanca, transparente, pálida. Las mejillas levemente maquilladas, de un rosado; los labios están pintados. Las manos parecían suaves con sus dedos largos y finos. Él se quedó mirándola, había perdido la noción del tiempo.Poco importaba Joyce, Alfonsina y los poemas de un colega suyo que llenaban las horas en su cama de enfermo.

Desconocía el nombre de aquella belleza rubia, la veía por un espejo. Imaginó que podría llamarla Verónica, como para que enjugara sus lágrimas, calmara su angustia, le quitara miedos y secretos.¿Era ella acaso la cura para su enfermedad? ¿La voz que sacara a flote lo que todavía no había dicho? ¿Era ella?...

...Pensó en algo para darse una respuesta, pero todo fue inutil, porque siempre aparecía la imagen amarronada y mustia de la mesa portatil del hospital.










*La imagen ha sido tomada de internet.

2 comentarios:

María dijo...

Si vivimos de sueños, ¿porqué no vivir de visiones?
Una pregunta, ¿qué ocurre que todos los hombres veis a la mujer ideal rubia y super blanca?
Las morenas no tenemos futuro, aissss que vamos a hacer (no sonrias escriba)
Un abrazo.

mauricio rey dijo...

La rubia fué una visión, nada más.
Las morochas, las morenas como vos dices son más lindas.
Besos.