domingo, 16 de junio de 2013

Una estocada paradójica


¿Encerrrado? ¿Preso?. ¡No! nada de eso. Los encerrados son ellos: los funcionarios, sus mujeres, sus amantes, los profesores, hasta el último de los ordenanzas es parte de una estructura.

Dime Teseo.¿Tuviste miedo?.Lo advertí en tu respiración. Has pasado a la inmortalidad por haberme matado, eres un héroe y te llevaste la mejor parte, querido. Lo que desconoces es que terminaste en piedra, en bronce. Mientras que yo todavía estoy vivo, herido pero vivo. Me curé las cicatrices con alcohol y fuego.Tengo aspecto humano, soy alto, de piel morena y cabello ondulado. Estoy de novio con Sofia hace dos años; ella tampoco es quien figura en su documento, ella es hija de mi matrimonio con Ariadna.






*La imagen ha sido tomada de internet.

2 comentarios:

María dijo...

En el sueño nacen los relatos.
En la vigilia suceden los textos.
Besos amigo escriba.

mauricio rey dijo...

Gracias por tu lectura y comentario.
En el presente, tambien se escriben con las cosas del pasado.
Besos María.