martes, 26 de junio de 2012

Eva



I

A veces siento que uno está dentro de un personaje,
y ese personaje es un disfraz,
de tantos personajes que nunca se termina de disfrazar,
de uno mismo, ahí donde el no ser no deja de existir.
Ese disfraz que dios no se ha dado en vivir.

II

Te necesito,
quiero desocupar este lugar,
este espacio solitario,
precipitado en el pecho,
y arrancar la desnudez de mi ser,
para mirarla desde otro ángulo.

III

Ansío morder en tu boca,
gusto a manzana,
un séquito de salvación,
a estos huesos desiertos que temen,
el estrépito de la soledad.



El poema que aqui publicamos pertenece al poeta bandeño Cristian Zani.La fotografia que lo ilustra ha sido tomada desde internet.








2 comentarios:

María dijo...

El dolor es permanente, oscuro, tétrico y su naturaleza es infinita
W. Wordsworth

mauricio rey dijo...

Poesía siempre.
¡Besos!