sábado, 19 de mayo de 2012

Lluvia, noche fria y esta tristeza

Los dedos quietos, el papel en blanco.
Pasos que recorren la casa, mira por la venta y ella no viene.La espera, con hechizos inútiles intenta llamarla.
No regresa, se ha ido al monte a refugiarse.Camina al costado del canal y vuelve al nido.
Es asi,
decidió irse por un tiempo,
decidí callar.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ausente pero no en silencio...como transcurre tu existencia escriba de las emociones? Saludos a la espera de tus diarios de viaje. Christian Escandell

mauricio rey dijo...

¡Bien cumpa! Un poco de tranquilidad no viene mal.
¡Saludos!

María dijo...

"Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido" nos dejó escrito Neruda
Un abrazo escriba.

mauricio rey dijo...

Todo tan fugaz.
¡Besos Maria!