jueves, 5 de enero de 2012

Práctica

Las piezas de un motor ayudan al movimiento, cada una cumpliendo su funcion. El cuerpo de un ser cualquiera se mueve como una maquinaria "perfecta". Las acciones de los hombres suceden de una manera similar, aunque mas complejas. Ninguna tiene un solo motivo, las razones son amplias, pero es cierto que hay un motor primero; basicamente una esencia que al desplegarse llega a ser lo que es.
En el caso de las acciones de los hombres, se complica, porque cuentan las vivencias y las enseñanzas de nuestros antecesores. Por ello, es que no hay que actuar automáticamente, aunque es imposible. El desafio es estar atentos y saber que cada paso, cada pensamiento, cada acción debe ser meditada, a fin de ser hombres y no bestias.

2 comentarios:

María dijo...

El primer paso hacia la filosofía es la incredulidad
Saludos escriba.

mauricio rey dijo...

Siempre!!!!
Caminar y no creer nada de lo que aparece a primera vista.Besos!