lunes, 14 de junio de 2010

Poesía joven en Santiago del Estero.

¿Existe una poesía joven en Santiago del Estero? Aunque algunos estudiosos no coincidan conmigo, tengo el convencimiento de que la poesía ha vuelto a ser objeto de culto entre los jóvenes, aunque este renacimiento sea silencioso. En la última década han surgido en nuestra provincia numerosos grupos literarios, algunos de ellos, de excelente dinámica aunque demasiado subterráneos, talleres de escritura, recitales poéticos (en bares y bibliotecas), se multiplicaron los concursos, y hasta hubo intentos de editar revistas de poesía, sin contar las numerosas antologías, plaquetas y publicaciones de todo tipo que muchas veces conspiran contra la calidad de impresión y hasta de los atributos literarios del contenido y que a la postre terminan por conformar una especie de circuito alternativo a esa “otra poesía” que goza de la bendición de la industria editorial santiagueña (ya de por sí escasa).
El movimiento literario santiagueño tiene una rutina anárquica debido a múltiples inconvenientes de los cuales, probablemente, el más importante es el difícil acceso al mercado editorial, lo que torna casi imposible la difusión de textos si no se hace a través de ese circuito alternativo. Quiero aquí recalcar un concepto que vengo planteando desde hace tiempo: si nos atenemos a una de las definiciones de la palabra underground, que es realizar una tarea artística sin auspicios corporativos, estoy seguro de que casi todos nuestros poetas jóvenes son “under”, pero si creemos que conforman una contracultura, nos equivocamos terriblemente porque tengo el convencimiento de que forman parte de nuestro propio acervo cultural; si bien carecen del justo reconocimiento a sus virtudes, son parte de nosotros y nos cruzamos cada día con ellos, la mayor parte de las veces sin reconocerlos. Injusto, tal vezCon la certidumbre de que seré absolutamente injusto y pecaré de omisión (nada más que como una simple demostración de lo que digo) nombro a algunos: Belén Cianferoni Figueroa, Juan santiago Avendaño Rímini, Víctor Hugo Fernández, María Julia Jorge Auad, José Cesca, Pablo Gramajo, Francisco Avendaño Rímini, Verónica Pizzella, Aníbal Costilla, Oscar Ortiz, Gutti Noriega, Andrés Navarro, Andrés Argañaraz, Néstor Mendoza, Lucas Cosci, Mauricio Rey y sigue la lista. Todos ellos escriben poesía (muchos de ellos también narrativa) con regularidad y escribir no es un acto catártico ni una moda sino algo importante y permanente en sus vidas. Seguramente hay unos cuantos más que todavía no he llegado a conocer.Para entender un poco mejor el panorama de la nueva poesía hay que tomar en cuenta que muchos de los poetas jóvenes nacieron en la década de los setenta y los ochenta y tuvieron que atravesar tiempos turbulentos en gobiernos de diferentes signos políticos, por lo que tienen una mirada muchísimo más pragmática y menos lírica que generaciones anteriores. Una generación a la cual, los adultos, nos hemos encargado de quitarles la esperanza, los sueños y hasta la utopía (esto sin contar la irrupción de Internet que ha revolucionado nuestra sencilla y bucólica vida provinciana). En general son autores desconocidos por la inmensa mayoría de la población porque solo algunos pocos han podido publicar un libro y están supeditados al espacio que puedan brindarles los diarios locales en sus páginas de cultura, aunque ellos han encontrado una alternativa que es Internet.Puede ocurrir que el lenguaje poético que emplean, a los ojos de lectores y escritores de generaciones un poco más viejas, pueda parecer desconcertante, en algunos casos, transgresor, quizás poco apropiado o chocante y hasta podría decirse subversivo; pero si tomamos en cuenta que el lenguaje es parte del ser humano y que evoluciona de manera constante conjuntamente a la evolución del hombre, deberemos entender que los códigos lingüísticos y comunicacionales han cambiado gracias a las nuevas formas impuestas por la rapidez de la vida moderna y fundamentalmente por la aparición de medios virtuales y digitales. ¿Por qué entonces los chicos que escriben poesía deberían emplear un lenguaje diferente al que usan cotidianamente?La poesía, es una forma literaria compleja, misteriosa e indefinible. Cada autor tiene su propio lenguaje poético y expresa su poesía de una manera que lo identifica. Lo que gusta a unos puede no ser bueno para otros, pero estoy seguro de que cada poema tiene valor en sí mismo y está marcado por el estilo y las características de cada poeta. De otra forma no hubiesen podido coexistir en el mundo de la poesía escritores como Charles Bukowsky (cuyo lenguaje procaz e impertinente lo transformó en el paradigma de los poetas malditos) con Dylan Thomas o T.S. Eliot (Sus universos poéticos son tan contrapuestos como el paisaje donde transcurrió la vida de cada uno y como todos sabemos, las historias vitales son disímiles y actúan como condicionantes del lenguaje); Nicanor Parra, uno de los mentores de la antipoesía, con Pablo de Rokha o el propio Neruda; Ana Ajmatova, la rusa de poemas casi bucólicos, con Poe o Baudelaire de formas poéticas perturbadoras; los italianos Salvatore Quasimodo o Eugenio Montale o el suizo - alemán Paul Klee de palabra austera pero profunda con Üzeyir Lokman Çayci, el poeta turco de expresión rigurosa y directa; Carol Ann Duffy, la escocesa de poesía al límite de lo pornográfico con Walt Whitman, el de versos llanos y hasta podría decirse entrañables o Valerio Magrelli de textos casi metafísicos y tampoco habrían coexistido Néstor Perlongher (creador del estilo que el llamó neobarroso con su típica poesía tan innovadora y que algunos llamaron escritura de la destrucción) y Osvaldo Lamborghini, esos dos argentinos denostados que emplearon un lenguaje transgresor, con otros de poética absolutamente diferente como Benedetti o el mismo Borges de versos impecables y profundos. ¿Quién puede dudar de la trascendencia de todos y cada uno de ellos? DivergenciasAunque no compartamos las formas de comunicarse de las generaciones más jóvenes son absolutamente diferentes a las utilizadas en otros tiempos. Su lenguaje difiera del empleado por escritores más antiguos cuya característica principal es el lirismo y un gran apego a la tierra (Por cierto la mayoría de esos poetas tienen un estilo más descriptivo y sus temáticas, en general, son el paisaje, la historia, las costumbres y las tradiciones propias de la región). En esta época de tribus urbanas como los Emos, los Darks y los Floggers, una época signada por la institucionalización de Internet, aquellos que se han criado con otros determinantes, terminan siendo más pragmáticos y menos líricos para escribir. Su poesía es más coloquial y está relacionada de manera directa con los códigos lingüísticos que usan para comunicarse cada día; usan mejor la ironía y no temen experimentar con formas que se adapten a las nuevas estructuras sociológicas, lo que se manifiesta en textos absolutamente distintos no solamente en el terreno de lo formal sino también en su estética, su filosofía y hasta su ideología. Una poesía que rompe con el lenguaje poético tradicional aunque no llegue a constituir una vanguardia propiamente dicha.La mayoría de los jóvenes mencionados, quizás debido a lo dificultoso de editar en tiempos tan particulares, o a la imposibilidad de acceder al espacio editorial convencional o tal vez debido a las nuevas formas de lectura que nos impone el frenético ritmo de la vida moderna, han encontrado una forma de difundir su poesía a través de blogs y bitácoras que son muchísimo más numerosas de lo que algunos imaginan, esto representa un crecimiento importante pero absolutamente silencioso que pasa prácticamente desapercibido para el gran público.En este punto se hace necesario mencionar el artículo que publica el diario Telegraph bajo el título de “Internet ’is causing poetry boom’” el 27 de febrero de este año, dónde se sostiene que “La poesía, una de las formas más antiguas del arte, disfruta de un resurgimiento gracias a Internet”. En dicho artículo se cita al laureado poeta Andrew Motion quién afirma que “la poesía es simplemente una forma de arte que se adapta muy bien a Internet”.Sin la intención de generar una polémica, estoy convencido que más allá del análisis acerca del lenguaje poético o de las cualidades estéticas de los poemas de algunos autores, hay entre los jóvenes de nuestra provincia un desarrollo más que interesante de la poesía como actividad literaria lo que nos permite abrigar grandes esperanzas para el futuro. Antonio Cruz es friense. Médico, escritor. Tiene publicados numerosos libros de poesía y de cuentos.




Algunos sitios de internet que vale la pena visitar:



elbarroqueasifixiaestaanguila.blogspot.com

abracadablabla.blospot.com

elfluidodelreycarmesi.blogspot.com

lajetaliteraria.blogspot.com

verelmundoesquivarlo.blogspot.com

tardesamarillas.blogspot.com

poemascasigrises.blogspot.com

delarbollohequerido.blogspot.com

loquebuscasteestabuscando.blogspot.com

tiempodevastador.blogspot.com








El siguiente artículo pertenece al doctor Antonio Cruz, fué publicado en el suplemento de cultura del Nuevo Diario el domingo 28 de febrero de 2010.

El autor de éste artículo que aqui publicamos, cuenta con una vasta trayectoria, en la que se encuentra un programa radial de actualidad y notas de literatura.

Ha publicado los libros "CATARSIS" "SIMBIOSIS" en poesía, y publicó un trabajo titulado "El microrelato en Santiago del Estero".

3 comentarios:

francisco dijo...

Muy bueno el artículo, muy interesante.

mauricio rey dijo...

GRACIAS FRAN!!!!

Rubén Aníbal Costilla dijo...

Muy bueno el artículo! Comparto los conceptos y las visiones!