viernes, 3 de julio de 2009

La suma de los dias

El ensayo permanente, la crueldad de saberse vivo, de saberse arquitecto del propio destino, de tener que elegir siempre.En esa trama estamos deseredándonos y enredándonos con lo otro, siendo siempre esto, y no porque no podamos ser libres( en todo la amplitud de la palabra) sino por ser parte de la estructura y de un camino sinuoso, de una huella en el monte.
Vivir en sociedad, repito a coro, vivir en la sociedad, aunque a veces convendria que algunas sociedades sean declaradas en quiebra, otras pueden ser normalizadas, pero sin ningun tipo de violencia, teniendo en cuenta a las personas y al bien que a todas les corresponde.En la realidad esto debería ser guia para quienes tienen la vocación, la aspiración y la posibilidad concreta de administrar la cosa pública; debería ser guia para vos y para mi.Lo pienso y lo escribo, lo pienso mas de una vez y sin resistir tentación lo pongo en el papel para dejar impresa una emoción.Aqui han quedado al descubierto las visiones, los enfoques sobre lo nuestro, y sobre el fondo de cada uno entrar en esa aventura,que si bien asusta es interesante intentarla.
Te escribo, no para hacer catarsis, pero si para desplegarme y verme en mil caras, en una pared, en cuadros.Y es ahi donde mas hiere a quienes se entregan por completo a los otros, a los que se han perdido en masas deformes y me acusan de individualista, a esos les pregunto:
¿Dónde queda el uno si lo absorbe el todo?
Pareciera que no importase, por eso prefiero observar al rebaño que pasa de un lado a otro guiado por un hábil pastor que cuando puede le saca el mejor provecho.

2 comentarios:

orillas de la cuentera dijo...

mauricio

golpea y emocionan tus textos, ultimamente
me encuentro frente a un escriba con palabras mayores
estoy de acuerdo con tu reclamo
también soy una observadora demasiado encerrada quizás en las paredes, pero duele el mundo y las comunicaciones con el otro
y duele la mirada de los otros sobre uno, como si uno fuera de otra dimensión en la forma de pensar y ver las cosas
el amor ayuda...aún rozándolo...
y siempre en tus escritos hay una persona presente a quién le contás tus sensaciones...es muy bueno tenerla...duele si se va...
cariños compañero
mabel

mauricio rey dijo...

Mil gracias Mabel,el texto si tiene una destinataria que sabe de mi pasión y de mis emociones aqui escritas.
Agradezco tus palabras,en éstos dias tambien noté cierta evolución o crecimiento o como sea...pero el estilo va tomando forma.
Un beso a ud compañera!!!

Mauric10