sábado, 18 de mayo de 2013

Canto I

Qué brazos cubrirán tu desnudez,
qué ropa llevará tu piel,
triste, húmeda languidez.

Terriblemente sola,
nadie recita: Paloma,
el perfume de jazmín,
la tarde frente al río,
donde tu beso era mio,
donde perdimos miedos,
y ganamos retazos de cielo,
navegamos por el infierno,
el paraiso era aquel cesped cubierto de hojas.

2 comentarios:

María dijo...

¿Sexualidad subliminal?
Me gusta la transgresión, cuando todo tiene su yo verdadero.
Te envio besos aerostáticos.

mauricio rey dijo...

¡Si! Sexualidad en la piel.
En estado puro.
Besos aereos.