lunes, 4 de febrero de 2013

Cicatrices

Todas las noches, inevitablemente, sucedía lo mismo: Era el novio de Micaela, a quien conocí cuando cursábamos la secundaria en el Colegio Nacional. Era suyo, era mia, eramos algo, pero éramos.
Ella me sedujo con su discurso, sus mundos abstractos aplicados en el mundo real, sus fórmulas, su modo en general. Me era dulce en la boca y al tacto, jamás sentí el cielo tan cerca. Hablábamos horas, las lenguas sin saliva quedaban, disfrutaba tanto de su compañia.


     Sobresaltado me despierto, miro el reloj dando las tres de la mañana, me levanto a tomar agua; bostezo, regreso al dormitorio, me acuesto en el colchon intentando conciliar el sueño cuando unas manos rozan mis brazos. ¿Qué pasa aqui? Me pregunto. Micaela no es real, miro esa silueta, la oigo respirar. Nada de ésto es verdad, trato de convencerme. Cierro los ojos.
Suena el despertador a las siete, sigo fiel a mi rutina, soy un seminarista todavia. Regreso para buscar mi portafolio, veo sobre el cubrecama un papel con letras delicadas; me sorprendo al leer:

" Soy Micaela, existo, aunque no creas, aunque no quieras. Voy a seguirte, no soy ni la parca, ni tu angel guardián. Soy todas tus certezas, tus dudas, tus ideas, tus caminos, tus señales."


¿Qué pasa? ¿Estaré loco? ¡No!. No lo estoy, no lo estuve desde aquel mes de junio de 1982 cuando volví de Malvinas, aunque sea en una pesadilla.

4 comentarios:

María dijo...

Lo malo de los sueños es que pueden hacerse realidad y puede que ... te alegren el día o te jodan la vida
¡Vivo! dejaste en tu último comentario, ánimo escriba ... estamos en ello TODOS

mauricio rey dijo...

¡Gracias por tu lectura y comentario!
Estamos vivos y estamos escribiendo.
Besos Maria.

María dijo...

He tenido un arrebato, y no debo escribirlo ... creo que sería una violación a tu distacia
Efectivamente estamos vivos; lo de escribir, por mi parte, es mas peliagudo ... eructo palabras simplemente
Que tengas un lindo día escriba

mauricio rey dijo...

Gracias igualmente María.
Besos.